Un compuesto presente en los AOVE neutraliza la toxicidad del mercurio

jueves 20 de julio, 2017

  • AULA DEL ACEITE DE OLIVA VIRGEN | DIETA MEDITERRÁNEA
  • El profesor universitario y reconocido investigador escribe sobre las excelencias del aceite de oliva y otros alimentos y su estrecho vínculo con la salud
  • La OMS lo considera uno de los diez productos químicos que más problemas de salud provocan para el planeta, presente en la dieta humana por el pescado

La exposición al mercurio puede causar graves problemas de salud, la OMS lo considera como uno de los diez productos químicos que plantean especiales problemas de salud pública. El mercurio es tóxico para el sistema nervioso, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, el sistema inmunitario, los riñones y los ojos. En los últimos años, se han constatado evidencias como factor de riesgo cardiovascular. La exposición al mercurio es especialmente peligrosa en el caso de los fetos y los bebés puesto que daña el cerebro y el normal desarrollo del sistema nervioso. Aunque el mercurio es un elemento que está presente naturalmente en el aire, agua y suelos, la principal vía de exposición humana es el consumo de pescado y marisco contaminados con metilmercurio.

Los grandes peces depredadores, tienen mayor probabilidad de tener niveles elevados de mercurio, esto se explica por un proceso de bioamplificación, que es el resultado de haber devorado a mucho peces pequeños que, a su vez, habrán ingerido el mercurio al alimentarse del plancton. El ejemplo más evidente de los dramáticos efectos que produce el mercurio en los humanos ocurrió en la primera mitad del siglo pasado en Minamata (Japón). Sus habitantes, se alimentaban, sin saberlo, de peces y mariscos que estaban contaminados por metilmercurio procedente de los vertidos al mar de residuos de una industria local. Las alteraciones que se observaron fueron: lesiones cerebrales, parálisis, habla incoherente y, estados delirantes.

Recurrentemente leemos en prensa noticias referentes a este tema, alcanzado una cierta repercusión social. Ante esto, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha publicado unas directrices para niños, mujeres embarazadas y, mujeres que piensan tener un bebé. Esta organización puntualiza que, los peces que tienen mayor nivel de mercurio son: mero, lubina, pez espada, perca de alta mar, tiburón y caballa.

Ante estos datos nada halagüeños, podríamos preguntarnos si es posible evitar los efectos provocados por el mercurio. La primera medida que hay que considerar es evitar la exposición a este metal pesado, restringiendo la ingesta de alimentos que lo pueden poseer.

No obstante, y puesto que hay otras fuentes de mercurio que hacen que estemos expuestos a él, podríamos implementar otras medidas adicionales que nos ayudasen a neutralizar sus efectos. En este sentido, investigadores italianos han publicado recientemente un artículo en la revista 'Food and Chemical Toxicology', que describe el papel protector de un compuesto presente en los aceites de oliva vírgenes.

Para demostrarlo, los investigadores tomaron como modelo de estudio a los glóbulos rojos pues, el mercurio se acumula preferentemente en estas células donde son claramente visibles sus efectos tóxicos. La conclusión del estudio es que el hidroxitirosol, compuesto presente en los aceites de oliva vírgenes, es capaz de neutralizar en los glóbulos rojos los efectos tóxicos provocados por el mercurio. Anteriormente ya se habían descrito otros efectos beneficiosos del hidroxitirosol, como: actividad antitrombótica; antiaterogénica; anti-inflamatoria y; antitumoral. Ahora se le suma una nueva actividad, que es la de tener el potencial de prevenir la toxicidad asociada a la exposición al mercurio.

http://www.ideal.es/jaen/jaen/201506/01/compuesto-presente-aove-neutraliza-20150601010332-v.html

Subir
Diseño Web nlocal